• Dominion: Alquimia

    Dominion Alquimia añade 12 nuevos tipos de carta y una nueva carta de tesoro, las pócimas. Se trata de una expansión y no de una edición básica, ya que no incluye las cartas básicas de juego por lo que es necesario una edición básica del juego para poder jugar con las cartas de Dominion Alquimia.

  • Dominion: Comarcas

    La sexta expansión de Dominion incluye 26 nuevas cartas de reino con especial hincapié en cartas que tienen algún efecto inmediato en el momento de comprarlas.

    Dominion Comarcas no puede jugarse por si solo, se necesita Dominion o Dominion: Intriga para poder jugar.

  • Dominion: Cornucopia

    Llega el Otoño al Reino de Dominion. Es hora de cosechar, de recoger los frutos de tantos meses de trabajo, de relajarse un poco y descansar. Empiezan las fiestas de celebración por una cosecha como no se ha visto en años. Hay cerveza, y bufones, y comida para todos. Es momento de pasarlo bien con todo lo que está al alcance de tu mano, que es mucho y muy variado.

  • Dominion: Intriga

    Dominion Intriga añade 25 cartas nuevas al ya rico mundo de Dominion, incluyendo todas las cartas básicas del juego lo que permite que se pueda jugar únicamente con él sin necesidad de la primera edición del juego. Si además añades todas las cartas nuevas a las de cualquier otro juego básico ofrece la posibilidad de jugar hasta un total de 6 jugadores.

  • Dominion: Terramar

    Expansión: Necesario el juego base o Intriga para jugar.

    Tan solo pides un barco grande y una estrella para guiarlo. Y alguien que sepa cómo llevarlo a buen puerto siguiendo las estrellas. Parece que, al final, has conseguido hacerte con algunos de los ríos que anhelabas y que van a parar al mar. Pero son aguas peligrosas, infestadas de piratas, a través de las cuales tienes que enviar con cautela barcos llenos de ratas para alcanzar los puertos lejanos, repletos de mercaderes, donde poder empezar un lucrativo negocio. Primero, debes tomar el control de algunas islas, como punto de apoyo: los nativos parecen amistosos, a juzgar por los gritos de júbilo que emiten cuando te acercas y por las lanzas y daros envenenados que te ofrecen antes incluso de que estés lo suficientemente cerca como para aceptarlos adecuadamente. Después, te harás con el control de los puertos. Y desde ellos, a buscar más ríos. Llegará el día en que todos los ríos te pertenezcan.