Del papel a la mesa 1 – Un poco de historia de Red Cathedral

Del papel a la mesa 1 – Un poco de historia de Red Cathedral

A finales de octubre Devir presentará en la feria Essen Spiel (este año digital) The Red Cathedral, uno de los juegos más esperados según BGG para este año. En unos artículos anteriores les estuvimos contando cómo jugar y mostrando algunos componentes del juego. Hoy queremos acercarles algunas notas sobre el proceso que se desarrolla desde la idea de los autores hasta que tienes el juego en tu mesa y los disfrutas con tus amigos.

Israel Cendeiro y Sheila Santos, también conocidos como “Llama Dice”, son una pareja de autores españoles que comenzaron diseñando en 2014. Durante algunos años mostrando distintas ideas hasta que en 2016 ganaron un concurso de prototipos con Aloha Pioha y lograron publicarlo. Ese mismo año también publicaron Mondrian y Ray Master. Ya abocados a ello, en 2018 publican Ramen y en 2019 Smoothies y 1987 Channel Tunnel, que ganó el premio a mejores diseñadores en el Festival DAU de Barcelona.A pesar de su trayectoria no habían publicado nada con Devir, algo que deseaban hace tiempo, ya que siempre habían tenido a la editorial como un referente. Finalmente en la feria de Cordoba (España) de 2018 hablaron con Xavi Garriga, editor de Devir, sobre el prototipo de Red Cathedral y desde entonces todo fue sobre ruedas. Incluso se rumorea que no será el único título que nazca de esta asociación.

Los Llama Dice nos contaron que en 2015 comenzaron a trabajar en The Red Cathedral, a partir de la obsesión de Isra con el rondel de dados. Originalmente era un juego para dos jugadores llamado Bernini contra Borromini (unos arquitectos medievales  enfrentados históricamente, cuya competencia acabó “inventando” el barroco que adorna Roma). Pronto incorporaron dos jugadores más para la Feria de Protos y Tipos de Zaragoza, y le cambiaron el nombre a Marble Empire. La editorial con la que originalmente iban a publicarlo les sugirió cambiar la temática a la Catedral Roja, agregando los colores diversos, las “cebollas” de las cúpulas y varias cosas más que les cuadraron perfecto. 

La versión original era algo más dura, y fue necesario simplificar bastante el turno para que puedas hacer una sola acción. Ya en 2019 con la publicación acordada con Devir, incorporaron la versión en solitario, que además les permitió agregar algunas cosas que tenían en el tintero.

Con el juego ya finalizado, Isra y Shei creen que una de las cosas que hacen especial a The Red Cathedral desde el aspecto lúdico es la acción de rondel y la gestión de dados, algo que no vieron hasta ahora en ningún otro juego de mesa. Reconocen que hay algunas implementaciones similares más complejas por ejemplo en el Teotihuacan o en el Oracle of Delphi, pero con una gestión distinta. Los autores cuentan cómo, cada vez que veían un juego nuevo con un rondel temían que se les hubieran anticipado con la idea, pero finalmente implementaron su uso de una manera novedosa.

En conversación con Xavi Garriga, además de recordar haber jugado el prototipo de Marble Empire, reconoce que llevaba tiempo siguiéndoles la pista a Isra y Shei, buscando un proyecto que pudieran hacer con Devir. Cuando se encontró con The Red Cathedral, se llevó el prototipo a la oficina, donde luego de probarlo a fondo, decidieron publicarlo.

En lo personal, a Xavi le gusta mucho la temática rusa, pero también cree que un gran atractivo del juego es que tiene muchas mecánicas reelaboradas e integradas que funcionan perfectamente. También apuesta a que la labor de diseño excepcional que tiene este juego será algo que lo destacará.

David Esbrí, editor de Devir cree que Isra y Shei son de los autores más consolidados como diseñadores en España, con un trabajo prolífico compuesto de juegos de distintos tipos. Lo que le llamó la atención de The Red Cathedral son las buenas sensaciones que genera con un nivel de dificultad razonable: acciones que se entienden fácilmente, y que te permiten interiorizar las reglas, concentrándote en la estrategia. “Es el tipo de juego que nos gusta publicar en Devir porque no son complejos, pero sí son estratégicamente profundos” admite.

En un próximo artículo seguiremos profundizando en la historia de este increíble juego, tanto con más comentarios de David como en conversación con Pedro Soto, Chema Román y Jordi Roca, ilustradores y diseñador gráfico de The Red Cathedral.

Comparte este artículo